A la caza de los pacientes con el virus SARS-CoV-2

0
176

Las últimas semanas, la estrategia del gobierno de Panamá contra el virus SARS-CoV-2, transmisor de la enfermedad Covid-19, ha estado enfocada en aumentar el número de pruebas para detectar casos positivos, y en el seguimiento a sus contactos.

Personal de salud, con sus respectivos equipos de protección para evitar el contagio de la Covid-19, recorren los corregimientos con mayor cantidad de contagios para “cazar” a los pacientes con el virus.

La cacería de los casos activos llevó a aumentar la cantidad de pruebas que se hacían. De hecho, los informes del Ministerio de Salud (Minsa) muestran que en la semana epidemiológica que va del 14 al 20 de junio se efectuaron 15,734 pruebas de diagnóstico; la semana anterior –del 7 al 13 de junio– hicieron 13,733.

La cifra de la semana pasada es la más alta desde que se confirmó el primer caso el pasado 9 de marzo. Hasta ese momento el número de pruebas semanales no superaba las 10,000, a pesar de que los expertos en salud señalaban que era necesario masificar las pruebas.

El crecimiento en el número de pruebas obedece a que, además de que se están haciendo las de reacción en cadena de la polimerasa, conocidas como PCR, se aplican pruebas de antígeno.

Jorge Motta, exdirector del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) y exsecretario Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, indicó que en el informe diario se deben separar las cifras, ya que la prueba de antígeno solo sirve para tamizar a la población y no tiene la misma especificidad de la PCR.

“No las critico y aplaudo su uso, pero no debemos mezclar estos reportes” subrayó.

Las pruebas de antígeno se aplican en los corregimientos 24 de Diciembre, Tocumen, El Chorrillo, Calidonia y Pedregal. Asimismo, se han suministrado en los centros de salud de las cuatro regiones de salud con más casos de la Covid-19.

La estrategia comenzó luego de que el Icges adquirió 15 mil pruebas de antígenos para la detección de proteínas del coronavirus.

Pruebas

Juan Miguel Pascale, director del Icges, explicó que la prueba de antígeno tarda entre 15 a 30 minutos como máximo, y consiste en colocar la muestra del hisopado nasofaríngeo en una solución que contiene detergente que se encarga de inactivar el virus para extraer las proteínas. Luego se agregan en un minicasete: si marca dos líneas es positiva la prueba, y si marca una línea es negativa.

Añadió que a pacientes que resultan negativos a la prueba de antígeno en clusters, por ejemplo, les realizan también la prueba PCR.

El director del Gorgas aseguró que la especificidad de la prueba de antígeno ronda el 100% y la sensibilidad es de un 80% y tiene la ventaja de que no se requiere una infraestructura especializada.

Detalló que la desventaja es que al requerir muestras del tracto respiratorio implica la exposición del personal sanitario.

En el Gorgas analizan otras pruebas moleculares rápidas, como Xpert Xpress SARS-CoV-2, Filmarray- SARS-CoV-2, IDNow-SARS-CoV-2 y Qiastat con todo el panel respiratorio para SARS-CoV-2. No obstante, Pascale resumió que pocas han llegado al país ya que son muy costosas o el mercado está restringido.

Por ejemplo, cada prueba Filmarray SARS-CoV-2 y Qiastat con todo el panel respiratorio para SARS-CoV-2 tiene un costo de entre 150 dólares a 200 dólares, lo que no es accesible para pruebas masivas.

Mientras, pruebas como Xpert Xpress, que brinda resultados en 45 minutos, serían excelentes para evaluar pacientes que requieran ser llevados a cirugía. En cuanto a la IDNow-SARS-CoV-2, está siendo revaluada, ya que genera falsos negativos.

Pascale aclaró que las pruebas de PCR detectan material genético del virus; las de antígenos buscan proteínas de la superficie del virus; y las pruebas serológicas detectan anticuerpos en las personas.

A la caza  de los pacientes con el virus SARS-CoV-2

Control de trazabilidad

Con respecto a la búsqueda de contactos, recientemente se creó el Centro de Operaciones para el Control y Trazabilidad Comunitaria ante la Covid-19.

Luis Francisco Sucre, viceministro de Salud, explicó que el centro tiene como objetivo dar seguimiento diario a las personas positivas.

Añadió que el centro de operación lo forman funcionarios de la Caja de Seguro Social, del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), la Fuerza de Tarea Conjunta, entre otras entidades, y líderes comunitarios. “Lo más importante de este trabajo es detectar, ubicar y aislar estos casos”, dijo.

Ivor Pittí , viceministro de Seguridad Pública, explicó que a través de este centro se monitorea la situación del nuevo coronavirus en todas las zonas del país, evaluando los casos positivos que están surgiendo, para darles la trazabilidad que requieren.

“Esta trazabilidad se realiza con varias herramientas, dependiendo del área y el volumen. Utilizamos cercos sanitarios, puntos de control y realizamos visitas a través de patrullas mixtas (entre Minsa, la Fuerza Pública, Mides), para que el trabajo sea más efectivo”, destacó.

FUENTE> https://www.prensa.com/impresa/panorama/a-la-caza-de-los-pacientes-con-el-virus-sars-cov-2/