BioMuseo: Museo de la Biodiversidad en Panamá

0
355

Con vistas a la bahía de Panamá hacia el este y de la entrada del océano Pacífico al Canal de Panamá hacia el oeste, el vibrante edificio multicolor fue concebido por Gehry para albergar una serie de exposiciones permanentes diseñadas en conjunto con Bruce Mau, rodeado por un Parque Botánico cuyo plan maestro fue elaborado por la paisajista Edwina von Gal también en colaboración con el arquitecto.

Como conjunto, el edificio, las exposiciones y el parque ofrecen un nuevo recurso cívico y educativo de gran importancia para la gente de Panamá y un destino cultural inspirador para los visitantes de todo el mundo, revelando el papel decisivo del istmo de Panamá en tres millones de años de cambio y evolución biológica.

«La formación del istmo creó una barrera entre los océanos Pacífico y Atlántico, causando que las dos regiones evolucionaran ecológicamente en direcciones notablemente diferentes», explica el Dr. Anthony Coates, asesor científico del Biomuseo y miembro fundador del Proyecto de Geología de Panamá, a cargo del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales. Entre los resultados se encontraban los cambios climáticos en todo el mundo (incluyendo el África occidental, donde las selvas tropicales se convirtieron en sabanas, obligando a muchos primates arborícolas a vivir en el suelo); un vasto intercambio de plantas y animales de ida y vuelta entre Norte y Suramérica; y la formación de la ruta de acceso que permitió a los primeros seres humanos migrar a través del congelado estrecho de Bering y bajar hacia Suramérica.

El Biomuseo, uno de los pocos afiliados al Smithsonian fuera de los Estados Unidos, se ha gestado a través de la colaboración entre la Fundación Amador —entidad sin fines de lucro establecida por ciudadanos panameños para dar a conocer la historia natural y cultural del país y fomentar la preservación de su extraordinaria biodiversidad— y el gobierno de Panamá, que donó el sitio para el proyecto y las propiedades adyacentes que generarán ingresos. La inauguración ceremonial del Biomuseo, a la que asistirá el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, tendrá lugar el 30 de septiembre, antes de la plena apertura pública.

María del Pilar Arosemena de Alemán, presidenta de la Fundación Amador, sostuvo: «nuestra organización se fundó para ser un agente de cambio para Panamá, incitando a los ciudadanos a sentirse orgullosos de la historia natural de su país y contribuir a su preservación. También vimos la oportunidad de que Panamá ocupe el lugar que le corresponde como centro mundial para investigar y conservar la biodiversidad. Con la culminación del Biomuseo, avanzamos un paso gigantesco hacia nuestra meta «.

Victor Cucalón Imbert, director del Biomuseo, comentó: «estamos profundamente agradecidos a Frank Gehry y a sus colaboradores en el diseño, por crear un museo que con tanta belleza y elocuencia expresa la misión del Biomuseo. Gracias a este extraordinario proyecto, sabemos que el museo puede convertirse en un destino cultural y eco turístico, así como un símbolo de la preocupación mundial por el medio ambiente y la conservación, permitiéndonos enviar nuestro mensaje a todo el mundo».

Frank Gehry expresó: “este ha sido un proyecto muy personal para mí. Siento vínculos profundos con Panamá y los panameños, y creo fervientemente que todos deberíamos tratar de conservar la biodiversidad, que está siendo amenazada en el mundo entero. Confío en que los diseños de nuestro equipo en Gehry Partners junto a los de mi amigo y colega Bruce Mau, realizarán una profunda contribución al éxito del Biomuseo y su relevante misión”. Gehry ha expresado su complacencia ante el progreso del Biomuseo, aunque no podrá asistir a la inauguración, debido a conflictos en su agenda. Sin embargo, expresó su expectativa para visitar las instalaciones en los próximos meses.

El diseño del Biomuseo
El corazón del diseño de Frank Gehry para el Biomuseo es un atrio publico al aire libre, cubierto por un dinámico conjunto de doseles metálicos de diversas formas y vivos colores: azul, rojo, amarillo, verde. Además de contribuir a que el Biomuseo sea un destino atractivo para los visitantes (incluyendo las decenas de miles de estudiantes de escuelas públicas que se beneficiarán gratuitamente cada año de los programas del museo), los doseles refieren a la arquitecura canalera de techos de zinc y edificios coloridos, evocan el espectacular hábitat neotropical de Panamá y ofrecen protección contra las frecuentes lluvias impulsadas por el viento. Elevado un piso por encima del nivel del suelo, el atrio ofrece amplias vistas al Canal y a la ciudad de Panamá.

Desde el atrio central se accede a la exhibición permanente y las exhibiciones temporales, únicos espacios para los que se requiere comprar un boleto de entrada. El acceso al resto de los espacios públicos del Biomuseo, así como el Parque de la Biodiversiad, la galería La Huella Humana, su tienda de regalos y café es totalmente gratuito. La exhibición permanente, titulada Panamá: Puente de Vida, cuenta su historia a través de lo que Bruce Mau bautizó «artefactos de asombro» en ocho galerías, cinco de las cuales estarán completamente instaladas en el momento de la inauguración:

•    Galería de la Biodiversidad: Una introducción al tema de la biodiversidad y al trabajo de los científicos locales, con un gran muro de cristal multicolor, de 46 pies (14 metros) de largo y 26 pies (8 metros) de altura, mostrará imágenes de las plantas y animales del país.
•    Panamarama: Un espacio de proyección de tres alturas y diez pantallas sumergirá al visitante en una presentación audiovisual de las maravillas naturales de Panamá.
•    El Puente Surge: Una instalación que incluye tres formaciones rocosas de 46 pies (14 metros) de alto, ilustra el surgimiento del istmo y su efecto sobre el clima y la evolución.
•    El Gran Intercambio: Dos grandes grupos escultóricos de animales representan a la megafauna que fue parte del gran intercambio de especies que tuvo lugar entre Norte y Suramérica cuando las unió el istmo de Panamá tras 70 millones de años de separación.
•    La Huella Humana: En un espacio abierto parcialmente al aire libre, 16 columnas contarán la historia de los humanos en el istmo y sus interacciones con la naturaleza de Panamá desde hace 15 000 años hasta nuestros días.
•    Océanos Divididos: Dos acuarios semicilíndricos de gran altura mostrarán cómo el Pacífico y el Caribe evolucionaron de forma drásticamente distinta al quedar separados por la creación del istmo.
•    La Red Viviente: Una dramática escultura —a la vez planta, animal, insecto y microorganismo— producirá en el visitante el efecto de estar en una dimensión donde todas las criaturas tienen la misma importancia.
•    Panamá es el Museo: Esta galería, que sirve de interfaz entre los espacios interiores del Biomuseo y el Parque de la Biodiversidad, ayudará a que los visitantes programen su verdadero viaje a través de la biodiversidad de Panamá.

Al salir de la galería final de Panamá: Puente de Vida, los visitantes descubren que la narrativa de la exhibición se expande en el paisaje del Parque de la Biodiversidad. Aquí y allá, alrededor de todo el parque, poco a poco van creciendo las estaciones educativas que ilustrarán la interacción de la vida real entre las especies de plantas y animales locales. Acorde con la misión cívica del Biomuseo, el Parque de la Biodiversidad está diseñado como un espacio de acceso público para los residentes locales.

FUENTE: https://arqa.com/arquitectura/biomuseo-museo-de-la-biodiversidad-en-panama.html

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here