Demencia va en aumento

Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Demencia va en aumento

La demencia es una pérdida de la función cerebral que se presenta con ciertas enfermedades. El mal de Alzheimer es una forma de demencia que afecta la memoria, el pensamiento y el comportamiento.

Se estima que al 2015, 46.8 millones de personas viven con demencia en el mundo y se proyecta que ese número se duplique cada 20 años, alcanzando los 74.7 millones en el 2030 y los 131.5 millones al 2050. Estas cifras significan un aumento de un 12% a 13% más que las reveladas en el Informe Mundial sobre el Alzhéimer del año 2009.

El 58% de las personas con demencia vive en países clasificados por el Banco Mundial como aquellos de bajos y medianos ingresos. Se estima que en estos países, la proporción aumentará al 63% en el 2030 y al 68% en el 2050.

Consecuencias de la demencia

– Las consecuencias de la demencia pueden entenderse en los siguientes niveles: la persona con demencia, sus familiares, amigos y la sociedad.

– Aunque la demencia acorta la vida de los afectados, su mayor impacto lo ejerce sobre la calidad de vida, tanto de los enfermos como de sus familiares y cuidadores.

– La demencia suele asociarse con necesidades de atención que superan las demandas asociadas a otras enfermedades.

– La demencia es una de las 10 enfermedades más onerosas entre las personas de edad avanzada.

– Para países con rentas bajas y medias, las encuestas poblacionales realizadas por el 10/66 Dementia Research Group han revelado claramente que los trastornos del cerebro y la mente (demencia, accidente cerebrovascular y depresión) son los principales causantes de discapacidad y dependencia.

El alzhéimer en la región

Centroamérica se sumará a un estudio que busca determinar la prevalencia e incidencia de la enfermedad en la región. La investigación se denomina Demencia 10/66 y está a cargo de un grupo multidisciplinario integrado por autoridades académicas y profesionales de la salud de 26 países del mundo.

Este grupo contará con el apoyo y respaldo de los miembros de Comcaeda, integrada por la Asociación de Familiares Alzheimer de El Salvador, la Asociación Hondureña de Alzheimer, la Asociación Ermita de Guatemala, la Fundación Alzheimer de Nicaragua, la Asociación de Familiares de Panamá de Enfermedad de Alzheimer y la Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas (Ascada).

Diagnóstico

No existe una única prueba para determinar si una persona tiene demencia.

Los médicos diagnostican el alzhéimer y otros tipos de demencia en función de una historia clínica detallada, una evaluación física, pruebas de laboratorio y los cambios característicos en el razonamiento, el funcionamiento diario y el comportamiento asociados con cada tipo de demencia. Ellos son los que pueden determinar si una persona tiene demencia con un alto nivel de precisión.

Sin embargo, es más difícil determinar el tipo exacto de demencia dado que los síntomas y los cambios del cerebro de diferentes demencias pueden coincidir. En algunos casos, un médico puede diagnosticar “demencia” sin especificar su tipo. Si esto ocurre, es posible que se necesite consultar a un especialista, como un neurólogo o psicólogo especializado en gerontología.

Tratamiento y cuidados

Los tratamientos de la demencia dependen de su causa. En los casos de demencias más progresivas, como la enfermedad de Alzheimer, no existe una cura ni un tratamiento que retrase o detenga su avance. Sin embargo, existen tratamientos con medicamentos que pueden ayudar al paciente temporalmente con los síntomas. Los mismos medicamentos usados para tratar el alzhéimer se recetan para ayudar a superar los síntomas de otros tipos de demencias.

También las terapias sin medicamentos pueden aliviar algunos síntomas de la demencia.

En última instancia, el camino hacia nuevos tratamientos efectivos para la demencia es a través de incrementar el financiamiento para realizar investigaciones y de aumentar una mayor participación en los estudios clínicos.

Prevención

Ejercicio físico: El ejercicio físico regular puede ayudar a disminuir el riesgo de algunos tipos de demencia. Las pruebas han demostrado que el ejercicio puede beneficiar directamente las células del cerebro, ya que aumenta el flujo de sangre y oxígeno hacia el cerebro.

Alimentación: Lo que usted coma puede tener un gran impacto en la salud de su cerebro a través de su efecto en su salud cardiaca.

Datos de interés

Una prioridad en todas las regiones del mundo

La ADI (Alzheimer’s Disease International) estimó que para el 2050, el número de casos nuevos de demencia en Centroamérica crecerá un 43.5%, lo que significa 6.37 millones de pacientes.

Organizaciones trabajarán con especialistas e investigadores para lograr que la atención del alzhéimer sea decretada una prioridad en la región.

Las ceremonias de los Óscar dejaron de ser lo que eran desde que él dejó de asistir como invitado. Con sus gafas oscuras y su sonrisa malévola, Jack Nicholson era uno de los fijos a la hora de proporcionar anécdotas y chascarrillos que contar de la ceremonia más grande de Hollywood. Sin embargo, desde que se anunció que padecía alzhéimer, los usuarios de redes sociales como Twitter se deshicieron en loas y lágrimas ante la posibilidad de que no volviese a aparecer en público.

FUENTE: http://www.panamaamerica.com.pa/ey/demencia-va-en-aumento-1046414

Interesante

Esperma enviado al espacio produce ratones sanos

Esperma enviado al espacio produce ratones sanos   0

Luego de nueve meses en el espacio, diversas muestras de esperma de ratón produjeron ratones sanos, dijeron científicos japoneses. Las muestras de esperma liofilizadas fueron enviadas en 2013 a la Estación [...]