Diabetes y la salud sexual

0
447

Por diversas causas, la función sexual de las personas con diabetes puede verse alterada, tanto en hombres como en mujeres.

CausasPublicidad

– Puede dañar los nervios y los tejidos que ayudan a lograr y mantener una erección.

– Dificulta la dilatación y constricción adecuadas de los vasos sanguíneos que controlan el flujo de la sangre.

– Puede producir alteraciones hormonales que afecten al deseo.

– Puede haber una afectación psicológica que provoque falta de confianza y de autoestima.

Problemas en las mujeres

Entre los problemas sexuales derivados de la diabetes que pueden tener las mujeres, están la falta de deseo y respuesta sexual, que provocan sequedad vaginal; disminución del flujo sanguíneo a los genitales y cambios hormonales; relaciones sexuales dolorosas causadas por los daños en los nervios; y problemas como las infecciones de vejiga, de micción o candidiasis.

Problemas en los hombres

En los hombres, la afectación más evidente es la disfunción eréctil, que se produce entre 10 y 15 años antes en quienes padecen diabetes; aunque hay otros como la incurvación del pene, la eyaculación retrógrada -el semen pasa a la vejiga durante el orgasmo, en lugar de salir al exterior- o un bajo nivel de testosterona.

Factores de riesgo y prevención

– La edad.

– La duración de la diabetes.

– Un control glucémico inadecuado.

– Presencia de complicaciones microvasculares.

– Los tratamientos diuréticos o anti-hipertensivos.

– Tener una enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, hay una serie de medidas preventivas relacionadas con el estilo de vida que pueden ayudar a prevenir o reducir esos problemas, como son hacer ejercicio, seguir una dieta equilibrada, mantener un peso adecuado, no fumar, reducir el estrés y mantener un buen control glucémico.

Iñaki Lorente, asesor en psicología, explica que la primera pregunta que se plantea un hombre que empieza a tener problemas de erección es si se trata de un problema fisiológico o psicológico.

Algo que aclara de la siguiente manera: “Sabemos que el origen es psicológico si hay presencia de erecciones matutinas o en otras ocasiones, ya que eso descartaría la presencia de un fallo mecánico”.

En esos casos, los problemas de erección suelen estar causados, o bien por estrés, o bien por la presión que uno se autoimpone y el miedo a no estar a la altura o no cumplir las expectativas de la pareja.

“Cuando uno está más pendiente de no fallar que de disfrutar de la relación, la presión te puede jugar una mala pasada. Además, los pensamientos son muy traicioneros: si piensas que no vas a estar a la altura, lo más seguro es que sea así”, explica el psicólogo.

Esto, muchas veces, puede desembocar en un problema de autoestima, sobre todo en el caso de las personas con diabetes, que asumen que se ha terminado su vida sexual. Sin embargo, esto no es así.

FUENTE> https://www.critica.com.pa/show/diabetes-y-la-salud-sexual-582786