La historia del padre José Félix Guembe en Soná, Panamá

Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
La historia del padre José Félix Guembe en Soná, Panamá

El padre José Félix Guembe nació el 8 de julio de 1896, en Milagro, provincia de Navarra, España. De padres humildes y tres hermanos, su hermana María era su gemela.
Su vocación sacerdotal nace de la formación cristiana de sus padres. A los 10 años de edad, ingresa al Seminario Conciliar de San Miguel de Pamplona para comenzar los estudios de latín y humanidades. El 25 de mayo 1918, y con 22 años de edad, Guembe es ordenado sacerdote en Pamplona, Navarra.
En noviembre de 1935, arribó a Panamá para trabajar en la parroquia de Parita, Herrera. Al año siguiente es trasladado a Soná, Veraguas, donde trabajaría hasta su fallecimiento el 8 de octubre de 1947, según datos bibliográficos.
guembe1

Junto a la iglesia San Isidro y el santuario San José, el mausoleo al padre José Félix Guembe se suma al patrimonio histórico de Soná, un hermoso monumento que se erige en lo alto de una colina.

Fue edificado en honor al reverendo padre Guembe, un sacerdote español que dedicó sus últimos años de vida pastoral al servicio de la Iglesia en la parroquia de Soná.  Su fragil salud puso fin a su vida a temprana edad.  El 8 de octubre de 1947 murió en el hospital de Soná.  Cinco años más tarde, al extraer sus restos para trasladarlos al osario familiar, grande fue la sorpresa al encontrar su cuerpo incorrupto.  Todos atribuyeron lo sucedido a un milagro, no había una explicación.  La noticia atrajo a Soná a miles de personas provenientes de todo el país, un acontecimiento que trascendió las fronteras de Panamá siendo noticia en otras partes del mundo.
guembe3
Muchos le atribuyeron milagros y clamaron se le convirtiera en santo.  Aunque esto no sucedió, permanece en Soná como recuerdo de un religioso que llegó para evangelizar, logrando grandes cambios y transformaciones para la iglesia San Isidro y el santuario San José.  El pueblo, en gratitud y homenaje,  hizo posible levantar aquella edificación que hoy se erige desde lo alto, como uno de los monumentos histórico-religiosos más emblemáticos de Soná.  En su interior reposan los restos del sacerdote que hizo de Soná su hogar eterno, un lugar donde hoy descansa en paz.
Fuentes: http://lugarturisticosona.blogspot.com/  http://sona-panama.blogspot.com/2013/05/fe-creencias-y-tradiciones-religiosas.html