No, el 5G no es el causante de la enfermedad del COVID-19

0
442

Uno de los últimos contenidos viralizados a través de los mensajes de WhatsApp es el de un vídeo, ya eliminado por YouTube, en el que un supuesto doctor llamado Thomas Cowan relaciona la pandemia por COVID-19 con la tecnología 5G.

La página web Maldita.es (a través de su sección Maldito Bulo), con quien Euskal Irrati Telebista está en contacto estos días para colaborar en poner freno a las fake news sobre el coronavirus, ya ha tratado este tema, y ha llegado a la conclusión de que “nada de lo que dice esta persona es real ni tiene ninguna evidencia científica que lo sustente“.

Estos son algunos de los datos recogidos por el equipo de Maldito Bulo:

En el citado vídeo, entre otras cosas, Cowan señala que la actual pandemia de COVID-19 está relacionada con la implementación de las redes 5G en todo el mundo, pero su argumento resulta ser “falso“, ya que a día de hoy, “no es cierto que las redes 5G estén implementadas en todo el mundo”, según explican desde Maldito Bulo.

Además, Cowan señala que la crisis del coronavirus comenzó en Wuhan debido a que esa ciudad fue de las primeras en implantar la tecnología 5G. No obstante, Maldito Bulo asegura que no hay evidencias de que eso fuese así, ya que en octubre de 2019 tres empresas estatales de telecomunicaciones chinas anunciaron la instalación de tecnología 5G en varias ciudades, y en una noticia publicada por Reuters el 31 de octubre de 2019 se decía que entre ellas se encontraban Beijing, Shanghai, Guangzhou y Hangzhou, pero sin citar a Wuhan.

Asimismo, Cowan apunta que los principales focos de la enfermedad se han producido en aquellas ciudades con mayor número de antenas de telefonía 5G. Sin embargo, la relación entre los núcleos de población con mayor número de contagios y el mayor número de antenas 5G solo se debe a que las compañías de telefonía colocan más antenas donde más gente vive.

Otra supuesta prueba que da Cowan de que el 5G es el causante de la pandemia de COVID-19 es su rápida expansión por todo el mundo. “No hay otra explicación, ¿cómo podría si no extenderse desde Kansas hasta Sudáfrica en solo dos semanas, de forma que en todo el mundo se manifiesten los síntomas a la vez?“.

Maldito Bulo también desmiente este punto: “La primera noticia que tenemos de esta enfermedad es de diciembre de 2019, hace ahora unos tres meses, y aunque nos encontramos en una fase avanzada de la pandemia, la situación no es la misma en todos los países: hay lugares que se están recuperando y otros que están en fases iniciales de expansión de la enfermedad. Así que tampoco es cierto que en todo el mundo se estén manifestando los síntomas a la vez”.

Por otra parte, Cowan defiende que cuando se expone a un ser vivo a un nuevo campo electromagnético (en este caso sería el 5G) “se le envenena, unos cuantos mueren y los demás entran en un estado de inactividad: viven algo más de tiempo, pero enfermos”.

Maldito Bulo replica a eso que “a día de hoy las evidencias disponibles, que son abundantes (unos 25.000 estudios científicos en los últimos 30 años, según la Organización Mundial de la Salud) indican que la exposición cotidiana a los campos electromagnéticos de baja intensidad no parece tener efectos sobre la salud. Aunque la OMS recoge que hay algunas lagunas en este tema, en ningún caso se puede relacionar el aumento de la ‘electrificación de la Tierra’ con las pandemias como la del COVID-19″.

Ataques a estaciones 5G en el Reino Unido

A raíz de la difusión de esta teoría de la conspiración, a principios de abril se produjeron cuatro ataques en tan solo 24 horas contra estaciones de telefonía 5G de Reino Unido, pertenecientes a las compañías Vodafone y O2, como recoge la BBC o El Mundo.

YouTube limita la difusión de ese tipo de vídeos

Tras los citados hechos, YouTube ha asegurado que reducirá las recomendaciones que conduzcan a los vídeos con teorías de la conspiración que relacionan la pandemia de coronavirus con la red de datos móviles 5G.

La plataforma de vídeo ha descrito estos vídeos, ya desmentidos, como “contenido límite”, que puede ser perjudicial pero que no está prohibido según sus políticas, que sí vetan los “tratamientos sin base médica” contra el coronavirus.

De esta manera, YouTube ha anunciado en un comunicado remitido a The Guardian que ha comenzado a “reducir las recomendaciones a contenido límite como las teorías de la conspiración relacionadas con el 5G y el coronavirus”.

La plataforma de vídeo propiedad de Google ha advertido sobre que estos vídeos “pueden desinformar a los usuarios de maneras dañinas”.

FUENTE: https://www.eitb.eus/es/noticias/sociedad/detalle/7168532/coronavirus-no-5g-no-es-causante-enfermedad-covid19/