Panamá: el sexto país más desigual del mundo | Panamá Punto Com

Panamá: el sexto país más desigual del mundo

Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
Panamá: el sexto país más desigual del mundo

El país centroamericano se posiciona entre las economías de más alta y rápida progresión a nivel global, sin embargo los dividendos de la bonanza se concentran en una fracción de su población y en una pequeña franja de territorio.

A la cabeza de la región latinoamericana con un crecimiento económicopromedio de 5,6 por ciento anual durante los últimos cinco años, Panamá también se posiciona entre las economías de más alta y rápida progresión a nivel global.

Sin embargo, la buena marcha en los índices que marcan el aumento del PIB (Producto Interno Bruto) no se ha reflejado en la misma medida en avances en el campo social.

Tras la aplicación de un férreo modelo neoliberalsostenido durante varias décadas, Panamá se constituye entre los primeros seis países más desiguales del mundo y el segundo en el continente detrás de Brasil.

Los dividendos de la bonanza en el país centroamericano se concentran en una fracción de su población y en una pequeña franja de territorio en torno al Canal de Panamá, que en conjunto con el sector financiero representa el mayor motor de la economía nacional.

En la Ciudad de Panamá (capital) el ingreso medio de sus habitantes es comparable al de algunas ciudades europeas mientras en las provincias más relegadas este se encuentra al nivel de países subdesarrollados.

Este fenómeno de profundo desequilibrio en el desarrollo económico territorial se ve agravado por una política de Estado que ha priorizado el gasto en infraestructura en detrimento de la inversión social, que se ha mantenido constante alrededor del 8 por ciento del PIB, casi tres puntos por debajo del promedio regional.

Cifras de la desigualdad social

– Los ingresos del 10 por ciento de la población más acomodada son hasta 37 veces superiores que los del 10 por ciento más humilde.

– En las tres comarcas indígenas con categoría de provincia, la pobreza alcanza al 87 por ciento de la población y la pobreza extrema a seis de cada diez personas.

– La esperanza de vida en hombres y mujeres indígenas que viven en sus territorios (67,75) es de 11 años menos que el resto de la población (79).

– La tasa de mortalidad materna es cinco veces mayor en las mujeres indígenas que habitan en sus territorios que el promedio nacional (462 vs. 80 por cada 100.000 partos).

– Mantiene un déficit habitacional estructural que actualmente registra más de 1.200.000 personas sin hogar, lo que representa casi un tercio de la población del país.

– El 11 por ciento de los habitantes sufre desnutrición y un 19 por ciento se alimenta inadecuadamente.

– El 25 por ciento de la población no cuenta con servicios sanitarios; y el 5 por ciento no tiene suministro de agua potable.

– Registra la tercera tasa de empleo informal más alta del continente, que alcanza a cuatro de cada diez panameños. De los que tienen trabajo formal, más de la mitad devengan salario mínimo, insuficiente para cubrir necesidades básicas.

FUENTE: https://www.telesurtv.net/news/panama-desigualdad-social-crecimiento-neoliberalismo-20190504-0028.html