¿Por qué las mujeres adultas sufren acné?

Line Spacing+- AFont Size+- Print This Article
¿Por qué las mujeres adultas sufren acné?

Aunque el acné es un problema que se asocia a la etapa de la adolescencia, tener granos pasados los 20 años es más habitual de lo que se cree. Según señalan los especialistas, cada vez más mujeres acuden al dermatólogo con consultas sobre el acné adulto, que, además de las molestias físicas, puede afectar a la autoestima de la paciente, especialmente a la de las que trabajan de cara al público.

El acné es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel como consecuencia de una foliculitis, una inflamación y posterior infección del poro folicular (orificio de salida del pelo). Estas lesiones suelen ser granos, espinillas negras y parches rojos e inflamados, como quistes.

¿Qué es lo que lo ocasiona? Según explica Pedro Herranz, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Universitario La Paz de Madrid, este tipo acné puede producirse por causas muy distintas. Es habitual creer que consumir alimentos como el chocolate o que la sudoración que se produce cuando las temperaturas son elevadas pueden ser los responsables de la aparición del acné, sin embargo, son solo factores externos que ayudan a empeorar o favorecer la aparición de los molestos granitos. “El acné se origina, sobre todo, por factores hormonales entre los que predomina el exceso de actividad androgénica”, señala Herrranz. “Algunos factores externos como la alimentación, los tratamientos asociados o el uso inadecuado de cosméticos pueden actuar como agravantes. El clima no se considera de importancia entre ellos”, puntualiza.

Como avisa el especialista, sufrir acné pasados los 20 años no es una rareza: el 30 por ciento de las pacientes tendrá acné persistente. En ese grupo se incluye a todas las mujeres, tanto las mayores de 25 años que nunca lo han sufrido durante la adolescencia, como las que sí lo padecieron y sigue perenne.

La importancia de un buen diagnóstico

¿Cómo distinguir la gravedad del acné que sufre? Según el especialista, el dermatólogo debe valorar la gravedad de las lesiones más allá del momento puntual en el que se sufren cuando la paciente acuda a la consulta. “El dermatólogo debe evaluar no sólo el tipo de lesiones, sino otros factores tan importantes como la duración del proceso, la respuesta a tratamientos previos y, sobretodo, la repercusión personal que la enfermedad está causando al paciente. Estamos muy sensibilizados con el compromiso emocional y el riesgo de trastornos de ansiedad y depresión que se asocian al acné persistente. En muchos casos, las mujeres adultas ‘llevan mucho peor’ el acné que los adolescentes”, explica el experto.

Para saber qué tipo de acné padece, es necesario consultar con su dermatólogo, ya que, a veces, el uso inadecuado de cosméticos pueden “desencadenar o empeorar el acné”. “Cada caso debe ser evaluado de forma independiente”, afirma Herranz.

En cuanto al debate sobre si la alimentación puede condicionar la aparición del acné, el experto matiza que, en la mayoría de los casos, las alergias alimentarias no tienen que ver con la aparición de este problema. El especialista asegura que tampoco se puede culpar a alimentos como el chocolate: “La influencia de alimentos concretos en la evolución del acné es motivo de debate, y de nuevo debe ser discutida con cada paciente. No recomendamos en absoluto las restricciones dietéticas como norma general, primero porque son innecesarias y segundo por el interés en reforzar hábitos de alimentación saludables, sin sacrificios inútiles para las pacientes”.

Recomendaciones para prevenir el acné

Según la Asociación Española de Dermatología y Venereología, aunque el acné no puede prevenirse del todo, hay ciertas pautas que pueden ayudar a mejorarlo:

  • Limpiar la cara dos veces al día. De esta manera se puede quitar el exceso de grasa de la superficie y las células muertas de la piel que pueden bloquear los poros. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la limpieza excesiva puede causar daños, como resecar la piel en exceso o irritar el acné persistente.
  • Aplicar los productos recomendados para tratar la afección de forma tópica después del lavado.
  • Secar la piel sin frotarla.
  • Practicar deporte al aire libre y lavarse la cara después de realizarlo para evitar que la sudoración tapone los poros.
  • Reducir el contacto del pelo con la piel de la cara. De hecho, los expertos no recomiendan llevar flequillo ni largas melenas.
  • Intentar no abusar de alimentos como el cerdo, la bollería, el marisco, el alcohol, los frutos secos, los quesos fuertes y los alimentos que contienen chocolate.
  • Elegir cosméticos que no contengan aceites o grasas en su composición.
  • Seleccionar fotoprotectores que no sean grasos.
  • No tocar los granos.
  • Tener paciencia: el acné tarda mínimo tres meses en curarse.
  • Evitar el estrés.
  • No compartir tratamientos con otras personas que tienen o hayan tenido acné.
  • No tratar las cicatrices mientras las lesiones estén activas.

Fuente: http://www.dmedicina.com/enfermedades/dermatologicas/acne/2016/11/03/por-mujeres-adultas-sufren-acne-133777.html

Salud y Fitness

La importancia de la recuperación, tras el ejercicio

La importancia de la recuperación, tras el ejercicio   0

Hacer ejercicio es una de las mejores formas de estar sanos y sentirnos llenos de energía, pero para que eso pueda ser posible, debemos ser cuidadosos al momento de la [...]