5 conceptos básicos que debes conocer para cuidar del planeta

469

Acuerdo de París:

Es un acuerdo internacional dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Su objetivo principal es mantener el aumento de la temperatura global promedio por debajo de los 2 °C y trabajar para limitar el aumento a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales, reduciendo así los riesgos y efectos del cambio climático. .

Efecto invernadero:

Es un proceso por el cual la radiación térmica emitida por la superficie del planeta es absorbida por los gases de efecto invernadero (GEI) de la atmósfera e irradiada en todas direcciones. Es decir, la radiación solar natural, cuando rebota sobre la superficie terrestre se queda atrapada en la Tierra por la mencionada barrera de los GEI, que forman una capa que no permite que el calor se marche. Es responsable del deshielo de los polos, la desertización y el aumento de temperaturas.

Ciudad inteligente:

Es un concepto emergente que proviene de ‘SmartCity’ y se refiere a un tipo de desarrollo urbano basado en el uso eficiente de recursos gracias a la tecnología y que aspira a crear una ciudad con infraestructuras que garanticen: un desarrollo sostenible, una mayor eficacia de los recursos disponibles y un incremento de la calidad de vida de los ciudadanos. A este respecto, proyectos como el que lidera 

Movilidad sostenible:

Se refiere a aquellos medios de transporte que tienen como objetivo orientar los desplazamientos hacia medios más eficientes que garanticen la calidad de vida de los ciudadanos y la consecución de los objetivos climáticos. Como ejemplo, las bicicletas clásicas o eléctricas, los vehículos eléctricos o transporte público, que reducen las emisiones perjudiciales para la salud de óxidos de nitrógeno, material particulado (PM10 y PM2,5), óxidos de azufre, monóxido de carbono y metales pesados.

Eficiencia energética:

Consiste en el uso eficiente de la energía con el objetivo de reducir la cantidad energía requerida para nuestro día a día. En este sentido, mejorar el aislamiento en viviendas ayuda a reducir el consumo de calefacción y refrigeración. Otra acción que se puede llevar a cabo es la instalación de iluminación LED en vez de las bombillas incandescentes y optar por electrodomésticos con certificado A. tradicionales.