El volcán Barú, una grata aventura desde el punto más alto del país

23

Con una extensión de 14,325 hectáreas, el Parque Nacional Volcán Barú (PNVB) se localiza en la provincia de Chiriquí, al norte del país.

Dentro de este pulmón natural que alberga una diversidad biológica con especies únicas se encuentra el volcán Barú, con 3,474 metros de altura, clasificado como el duodécimo pico más alto de América Central y el único lugar del mundo donde, en los días claros, se pueden ver los océanos Atlántico y Pacífico.

De acuerdo con los expertos, su última erupción registrada fue en el año 1550, es decir, hace aproximadamente 504 años y es considerado científicamente como un volcán activo, ya que presenta movimientos sísmicos que cada vez más aumentan su actividad.

Sin embargo, esto no impide que el turismo se realice en la zona, que acoge a cinco ecosistemas diferentes gracias a una combinación de regiones montañosas de selva tropical, así como a las consecuencias de sus erupciones volcánicas.

El volcán Barú, una grata aventura desde el punto más alto del país
Los turistas pueden acampar en la cima del volcán.Cortesía

Actualmente este volcán cuenta con siete cráteres y varias rutas de senderismo que el visitante puede tomar. Algunos caminos son bastante desafiantes, mientras que otros son más cortos y accesibles.

Para quienes disfrutan el senderismo, pueden realizar esta travesía hasta la cima desde el poblado de Volcán.

Esta exigente caminata puede durar hasta ocho horas de ida y vuelta.

Como otra alternativa, los turistas pueden ingresar al parque por la ciudad de Boquete, desde donde puede alquilar vehículos 4×4 y todoterreno, para un trayecto de aproximadamente una hora y 30 minutos o caminando por un sendero.

El volcán Barú, una grata aventura desde el punto más alto del país
Durante las caminatas los turistas disfrutan de una gran biodiversidad.FotógrafoLa Estrella de Panamá

Al llegar a la cima, el visitante se encontrará en el punto más alto de Panamá; el lugar ideal para disfrutar de una increíble puesta de sol sobre las nubes o si lo prefiere puede acampar allí para disfrutar una noche cerca de las estrellas.

Para los visitantes más arriesgados, no importarán las horas que les tome llegar a la cima porque a medida que avanzan, encontrarán escenarios como paisajes del bosque lluvioso tropical, con especies de gran altura, hasta productos de la última erupción del volcán.

Esta combinación de bosques y volcán se matiza con las actividades agrícolas propia de las tierras altas, con un clima agradable y una gastronomía sin igual.

Reactivación económica

El volcán Barú, una grata aventura desde el punto más alto del país
El Parque Nacional Volcán Barú (PNVB) tiene una extensión de 14,325 hectáreas.Cortesía

“Es un proyecto de vital importancia para el desarrollo del ecoturismo, y más en esta nueva normalidad en la que el turismo verde es el que fortalecerá el crecimiento económico de los distritos de Tierras Altas y Boquete, que son los impactados directamente por esta área protegida”KRISLLY QUINTERO,DIRECTORA REGIONAL DE MIAMBIENTE

Según la Dirección Regional del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) de Chiriquí, las solicitudes para ingresar al Parque Nacional Volcán Barú aumentaron, luego del levantamiento de las medidas de restricción producto de la pandemia, favoreciendo la economía de esta industria en este sector del país.

Krislly Quintero, directora regional de la entidad gubernamental, señaló que se autorizó desde el mes de febrero, con previa reservación y cumpliendo con las normas de bioseguridad y normativa de uso del PNVB, el ingreso de 120 turistas por el puesto de control Los Llanos, distrito de Tierras Altas; 100 visitantes y 15 vehículos por el puesto de control de Camiseta distrito de Boquete; ambos en horario de 4:00 a.m. a 1:00 p.m.

“La decisión fue consensuada con los técnicos, guardaparques y la dirección regional, quienes ven viable el aumento diario de ingreso de visitantes con dirección al punto más alto del país. El recorrido de Paso Ancho a la cima debe hacerse con un guía certificado y contar con buenas condiciones de salud”, explicó.

A su vez, dijo que en lo que va de 2022 han ingresado 1,929 visitantes, quienes ascienden por ambos puntos a disfrutar de la biodiversidad, clima y vistas hacia ambos océanos desde el PNVB.

En 2021, el PNVB recibió 9,616 turistas entre nacionales y extranjeros; la mayoría ingresó por el puesto de control Los Llanos, localizado en el corregimiento de Paso Ancho. MiAmbiente reitera que se deben cumplir en todo momento las medidas de bioseguridad, como el uso obligatorio de mascarilla, portar gel antibacterial o alcohol, cumplir con el distanciamiento físico y respetar los horarios de ingreso a los sitios de visita y las capacidades de carga establecidos, acotó Quintero.

La otra buena noticia es que a partir del 28 de marzo, MiAmbiente, través de una empresa constructora continuará con la ejecución del proyecto ‘Estudio, diseño, construcción y rehabilitación de senderos en el Parque Nacional Volcán Barú’ en el sendero a la cima-Paso Ancho.

Y a fin de salvaguardar la seguridad y evitar accidentes u otros inconvenientes, se adoptan las siguientes medidas: se suspende de lunes a viernes el acceso de visitantes y guías de turismo, por un periodo de cinco meses a partir del 28 de marzo de 2022, por el puesto de control Los Llanos, distrito de Tierras Altas.

Los visitantes que accedan por el área de Boquete hacia la cima del volcán Barú, de lunes a viernes, no podrán descender por el sendero desde la cima hacia Los Llanos. Igualmente se habilitará el acceso a turistas nacionales y extranjeros por el puesto de control Los Llanos, los días sábado y domingo, en el horario acostumbrado y con previa reservación al correo electrónico (parquevolcanbaru@miambiente.gob.pa).

Los visitantes que accedan por el puesto de control Los Llanos y realicen el descenso de la cima del volcán Barú, el lunes, tendrán que realizarlo por Boquete. De acuerdo con la institución, el camino hacia la cima por Camiseta, en el distrito de Boquete, se mantiene habilitado en el horario correspondiente en igual cantidad de vehículos y visitantes.

En tanto, el acceso al sendero Los Quetzales se mantiene suspendido debido a los trabajos de rehabilitación. Quintero hizo un llamado a los visitantes a tener precaución al momento de ingresar al sendero por Paso Ancho, hacia la cima, para evitar daños o afectaciones a los trabajos que se estarán realizando.

Las mejoras del sendero incluyen la rehabilitación y acondicionamiento de las infraestructuras, donde destacan los pasamanos, escaleras, puentes peatonales, señalética interpretativa y de orientación, dispositivos de seguridad, línea guía, entre otras necesidades presentadas.

“Es un proyecto de vital importancia para el desarrollo del ecoturismo, y más en esta nueva normalidad en la que el turismo verde es el que fortalecerá el crecimiento económico de los distritos de Tierras Altas y Boquete, los cuales son impactados directamente por esta área protegida”, apuntó Quintero.

El Parque Nacional Volcán Barú es el área protegida, en la provincia de Chiriquí, que mayor cantidad de visitantes ha recibido durante los últimos años. Estadísticas de la sección de Áreas Protegidas y Biodiversidad de MiAmbiente, dan cuenta de que desde 2014 a la fecha, más de 92 mil visitantes han conocido sus atractivos.

FUENTE:https://www.laestrella.com.pa/cafe-estrella/destinoestrella/220316/volcan-baru-grata-aventura-punto