La inteligencia artificial, la tecnología más prometedora del siglo XXI

118

Desde hace unos 50 años, las tecnologías con inteligencia venían revolucionando las sociedades y al mundo, ya que, a fin de no quedarse atrás, comenzaron a aparecer nuevos algoritmos y enormes cantidades de datos informáticos, lo que provocó lo que hoy llamamos la transformación digital, que no es más que la integración de las nuevas tecnologías en todas las áreas de una empresa para cambiar su forma de funcionar. En este contexto, gracias a la transformación digital se reconoce la inteligencia artificial (IA) como el avance más importante de la tecnología en el último siglo.

En ese sentido, Microsoft anunció el mes pasado más de 50 productos y nuevas capacidades y soluciones para empoderar a los desarrolladores y dotarles de una mayor agilidad, seguridad y potencial de innovación. Todo ello dentro de una nueva edición de Microsoft Build, el evento insignia de la compañía, que este año se efectuó de manera virtual, que refleja claramente las raíces de la empresa.

De acuerdo con los expertos, la mayoría de estas actualizaciones e innovaciones se basan en el impacto que la inteligencia artificial (IA) y el desarrollo asistido por IA tienen en la industria, nuevos patrones de aplicaciones IA híbridas para los nuevos dispositivos en el entorno sin jardines amurallados y herramientas que aprovechan la IA para la automatización.

Frank X. Shaw, vicepresidente corporativo de Microsoft Communications, mencionó en un comunicado de prensa que la IA y la programación se han entrelazado profundamente. Nos sentimos orgullosos de profundizar acerca de todas las plataformas y herramientas que proporcionaremos a los desarrolladores para ayudarles con el desarrollo de IA. El objetivo es mejorar su sentido de fluidez –enfocarse y mantenerse enfocados– y eliminar los obstáculos para permitirles concentrarse en el código más importante que necesitan escribir”.

A su vez destacó que mientras los desarrolladores exploran soluciones en la nube inteligente con múltiples dispositivos y unidades de procesamiento neuronal (NPU, por su nombre en inglés), la evolución natural es crear aplicaciones híbridas con capacidades únicas.

Sin embargo, a muchos los detiene el mismo problema. “Los desarrolladores deben escribir códigos específicos para ecosistemas específicos –en este caso, chips–. En vez de una solución híbrida, los desarrolladores se ven obligados a entrar en un jardín amurallado, donde tienen que escribir códigos para cada chipset individual para poder ofrecer aplicaciones funcionales”, dijo Shaw.

“Microsoft proporciona a los desarrolladores la libertad de trabajar fuera de esos muros con una serie de herramientas en la nube que automatizan el proceso y les permiten capitalizar el uso de las aplicaciones híbridas. Después de escribir una aplicación, pueden utilizar nuestro servicio para dirigirse a las NPU, independientemente del chipset.

Aunque los desarrolladores son el objetivo principal de esta actividad anual, la compañía sabe que todos desearían contar con herramientas que les permitieran hacer las cosas de manera sencilla, eficiente e inteligente. Con ese fin, la empresa presenta herramientas infusionadas con IA y automatización que funcionan para todos nosotros, tales como: Microsoft Power Pages, Express Design en Power Apps y Resumen de texto en Dynamics 365.

“Este tipo de situaciones brindan a los usuarios cotidianos el poder de una supercomputadora de IA basada en la nube que les ayuda a realizar su trabajo de forma rápida y eficaz. A esto se refiere la empresa cuando piensa en las herramientas que las personas pueden utilizar hoy para cambiar la manera en que trabajan y viven”, comentó el ejecutivo en la nota.

Actualmente la inteligencia artificial está presente desde las compras por internet y publicidad, búsquedas en la web, asistentes personales digitales, traducciones automáticas, casas, ciudades e infraestructuras inteligentes, vehículos, salud hasta en la comida y la agricultura.

El futuro de la informática

Michael Dell, presidente y fundador de Dell Technologies, señaló en un comunicado que la pandemia ha puesto un signo de exclamación en la importancia de la tecnología digital para todos. “Nuestros ordenadores nos mantienen conectados y productivos, trabajando en cualquier lugar. Y detrás de la increíble experiencia del usuario final, estamos dando el siguiente paso con un ecosistema multicloud que abarca el borde (edge computing), donde la inteligencia artificial procesa y mueve los datos a través de las redes 5G en entornos altamente automatizados”, contempló.

Igualmente, el directivo reforzó que en un entorno cada vez más digital y conectado, será esencial contar con infraestructuras de las tecnologías de la información (TI) que sean multi-nube, con cargas de trabajo y datos que fluyan sin problemas en todos los entornos. En un tono optimista, el directivo dejó claro que el futuro estará lleno de posibilidades, que dependerán de la eficiencia en el uso de los datos, que, a su vez, necesitan cada vez más una optimización por localización.

“Hoy, cerca del 90% de los clientes ya tienen entornos locales y de nube pública; y el 75% utiliza tres o más nubes diferentes. En nuestra empresa llevamos décadas trabajando duro para innovar en tecnologías y construir el ecosistema que permita una verdadera multi-nube, y ofrecer el borde, la próxima frontera, donde los datos se convierten en una ventaja competitiva inmediatamente en el momento de la creación. Un ciclo continuo, automatizado e inteligente, de recopilación, protección, análisis y mejora de los datos”, subrayó.

En cuanto a la migración de datos fuera de los centros de datos, Michael Dell advirtió de cómo esto podría cambiar el panorama de la ciberseguridad: “El 10% de los datos del mundo se procesan hoy fuera de los centros de datos. En 2025, el 75% de los datos corporativos se procesará fuera de un centro de datos centralizado tradicional o de la nube”, señaló.

A su vez, dijo que las redes móviles 5G para manejar el volumen de datos en el borde son un importante catalizador de este crecimiento. Como las cargas de trabajo siguen a los datos, el futuro distribuido será más grande de lo que se puede imaginar. Y también la superficie de ataque. “Los ataques de ransomware son la principal amenaza para la mayoría de las organizaciones y se producen cada 11 segundos, con un coste medio de $13 millones por incidente”, concluyó.

FUENTE: https://www.laestrella.com.pa/cafe-estrella/tecnologia/220606/inteligencia-artificial-tecnologia-prometedora